Cuando es rico decir lo que plazca, lo que salga, lo que sea.

Sin importar
quien te oiga o quien te lea.

Ser sincera, desde la clandestinidad, ahorra suceptibilidades y malos entendidos.
Las verdades y las mentiras, ofenden a
veces sin medida.

Pero si no hay agresor, tampoco puede haber agredido.


5.12.08

ELLA Y ELLA


Sábanas blanco rosa y carmesí,
que les cubren, que les tocan.

Fragancia de dos cuerpos,

que emanan como recuerdos,

como gemidos ahogados,

en las fibras de seda dulce y suave,

que albergan aún lo que fue un frenesí.


Yace todo en calma,

Ella y Ella…respiración pausada,
Ella y Ella…piel fresca y ruborizada,
Ella y ella…satisfacción lograda.


Párpados que vibran,

cubriendo una mirada,

una sonrisa que se insinúa,

una voz apagada,

que urge volver a la cama.


Esa mirada,
que no enfoca,
que no mira,

esa piel tersamente erizada,

que en silencio
¡Ella! grita.

Y todo alrededor se diluye,

en un espacio de pasiones y deseos pintado,

donde los cuerpos de Ella y Ella entrelazados,

jugaron haciendo el amor,

por días de días sin descanso.


Ella y Ella se aman,
Ella y Ella se desean,

Ella y Ella son lesbianas...

y lo que el mundo piense...
les resbala.

ESCONDIENDOTE



Te escondes,

no tienes cara,

no tienes nombre,

vives en angustia,

rodeada de oscuridad.

Oyes voces,

y les temes,

pues crees,

que daño te harán.

No hay espejos,

que te muestren,

lo que llevas,

lo que te identifica,

lo que te distingue,

lo que te martiriza.

No te atreves,

porque sospechas,

porque imaginas,

y te limitas.

Te han dicho,

que mucho duele,

que mucho sufrirás,

por eso crees,

que al esconderte,

te protegerás.

No sabes entonces,

ni te interesa,

lo que hay afuera,

en realidad.

porque temes,

te escondes,

no te atreves,

afuera mirar.

Y en las noches,

cuando duermes,

en pesadilla

afuera estás,

pero tus miedos,

te persiguen

y entre sollozos,

vuelves a despertar.

A tu puerta tocan,

ofreciendo apoyo,

compartiendo experiencias

y tras las rendijas

tú callas y observas,

te intrigas,

te inquietas,

quisieras poder abrir la puerta.

Pero la luz te encandila,

la acción te paraliza,

tu mente no acepta,

y con un suspiro te retiras y das la vuelta.

Esperas un milagro

donde la fe ya no existe,

esperas ser salvada,

sin siquiera abrir,

la puerta que te encierra.

Crees que negando tu esencia,

a salvo estarás mientras puedas.

equivocada, equivocada,

¡Reacciona, qué esperas!

28.10.08

ENAMORARSE


¿QUÉ ES ENAMORARSE?


¿PODRÍA ALGUIEN EXPLICARME?


¿DÓNDE ALGO ASÍ PUEDE ENCONTRARSE?


SI AL PASADO ME TRANSPORTO,


Y RECORDAR ALGO INTENTO,


BUSCANDO ENTRE NUBLADOS EVENTOS,


SI EL AMOR A MI PUERTA TOCÓ,


ENTRANDO PLENAMENTE A MI CORAZÓN,


Y SIN SENTIRLO,


HABERME DESARMADO,


Y LOCAMENTE ENTREGADO,


A TAN BELLA Y GRATA SENSACIÓN.

12.10.08

CAMALEÓN



Era la pareja de mi ex. Si, la misma.
¿Cuántas veces no nos ha pasado que paramos en la cama con la mujer con quien nuestra pareja nos traicionó?

Sé de algunas por ahí, pero de que ocurre, si, y muchas veces.
No se puede explicar con facilidad, requiere de varios factores que se entrelazan y traman efectos y sensaciones hasta cierto punto desconocidas, incontrolables y embriagadoras.

Es una mezcla de odio y deseo, dolor y pasión, venganza y esperanza, en fin.
Me pasó. Nunca imaginé que tuviera tales consecuencias en mi vida, mucho menos en mi corazón.
Esa mujer tan despiadada como enigmática, me robó primero a mi pareja y luego mi voluntad, mi cuerpo y casi todo lo demás.

Cuando la tuve por primera vez viéndonos a los ojos, escuchando su voz y observando sus gestos, aspirando su perfume y sintiendo su fuerza de cortejo, me invadió un temor indescriptible, antes de caer al vacío, sin sentido, sin poder alguno, sin nada de qué asirme, sin nadie a quien poder contar...supe que era mi perdición y no lo quería evitar.

Era calculadora, más y mejor que la computadora más moderna y versátil. Porque supo qué hacer, qué decir, qué tocar, cómo amar.
Le fue infiel a mi ex conmigo, así como mi ex le fue infiel conmigo. No tiene nada de sentido, es una locura, pero fue real y me pasó.

Ella lo planeó todo, yo no planeé enamorarme de ella, a tal grado que mi vida casi pierdo, tras el dolor de su partida.

Pero a veces pienso, que ella también se enamoró de mí. No termino de creer que siempre fue calculadora y despiadada, una infiel de primera, una mentirosa de cartelera, si duda, pero algo por mí sintió, y de eso jamás podrá separarse, mucho menos olvidarse...mi marca yo también en ella dejé.

Aprendí mucho de esa “relación”, a escondidas, sin saber dónde colocaba los pies, sin entender la farsa que me rodeaba, sin ver lo tanto que me negaba, sin tener futuro con una mujer camaleón, eso era, una camaleón.

Tuvo el poder de envolverme cual una experta araña en su tela, bebió de mi cuerpo y alma como vampiro hambriento, me llevó mil veces del cielo al mismito infierno.

Si fue Dios, si fue Lucifer, si fue el destino, no sé. Por mi vida pasó y todo a su paso lo destruyó. Me dio a tomar de sus venenos, y adicta a sus pócimas quedé sin reparo, sin voluntad propia, sin percatarme que perdida entre sus brazos estaba, en la senda del nunca regresar.

Me embrujó, me cautivó, me enloqueció, me destrozó.
Lo que quedó de mi, es fiel prueba de que este relato es real, de que existe y ahí, afuera, en algún lugar está, mandando conjuros, que evito escuchar.

Y escucha mujer camaleón, que me embrujaste sin compasión, que esta historia, de pasado, no pasa.

3.10.08

A MI CANCHE




Nuestro último encuentro fue a la orilla del mar.
Nunca olvidaré ese punto sin retorno, donde era imposible olvidar.
Fue una chica maravillosa, con quien me convertí en la mujer que hoy soy.
Cambió mis esquemas, mi forma de ver la vida, de sentirla, de vivirla.
Era y de seguro sigue siendo bella, jovial, amable y muy aventurera.
Me atrajo desde que la vi por primera vez.
No fue un encuentro común, pareció más como si hubiese estado escrito en el libro de nuestras vidas.
Tiene unos ojos que hipnotizaban, tan claros como su mismísimo interior.
Le dio más de una vuelta a mi mundo, mis sentimientos, mi cuerpo y me cautivó.
Pero las cosas a veces no funcionan, en este caso no por ella, o por ella pero más que todo por mí.
Veo atrás y me observo, cómo con mis caprichos, arranques de ira, pataletas, celos e inmensa inseguridad, lo arruiné todo, gota a gota, sin opción a la reparación.
Se fue y yo quedé transformada en la mujer que posiblemente le hubiera amado mejor, pero no volvió.
Que si sentí que la vida se me escurría entre llanto, dolor y cobardía, así fue.
No pensé posible superar una pérdida tan grande, cuando apenas y empezaba yo a madurar.
Luego de un tiempo prudencial, nos volvimos a ver, a la orilla del mar.
Lejos del bullicio y a solas para hablar y no reclamar.
Lejos de lugares conocidos, personas conocidas, comida y costumbres conocidas.
Fue un paraje en el paraíso, pero para decir un adiós final.
Una forma de quedar en paz con cada una y las dos, aunque no volveríamos a cruzar caminos, nunca jamás.
Te recuerdo mujer maravillosa, la que me hizo y formó como la mujer que soy.
Me disculpo por no haberte valorado y amado, como y tanto lo que ahora llena sin dejar espacio en mi corazón.
Te deseo larga vida, salud, alegría y amor.
Te amo aún vida mía, por favor, perdón.



28.9.08

SOY MI AMANTE


Mi cuerpo está despierto,
está inquieto,
me embarga el deseo.

Mi cuerpo palpita en mi entre pierna,
se humedece y contrae,
es una vulva henchida,
gritando por un beso y una caricia.

Estoy sola, y…
pienso, en hacerme mía.
mi mano se dirige sensualmente,
a frotar mi clítoris de forma inclemente.

Estoy tan lista y tan dispuesta,
mi respiración se entrecorta y
el aire casi no me entra,
mis latidos se aceleran,
de mi pecho la excitación se apodera.

Al inicio es suave y rítmico,
luego mi dedo medio entra,
Seguro a desencadenar,
convulsiones espasmódicas,
que estallan entre mis piernas.

Me deseo, me masturbo,
me excito más y más y grito,
este cuerpo es mío.

Cierro los ojos,
ya no respiro,
ya mi mano no se mueve,
me tenso,
fluyen mis dulces líquidos.

Y ahogándome en este placer,
mi orgasmo alcanzo.
seguido sigilosamente,
de tremendo alivio.

Soy mi amante,
fiel,
presente,
ardiente…para siempre.

21.9.08

FANTASMAS


Creí que habían desaparecido, que no volverían…jamás. Hasta aprendí a ser diferente y así mejor poder olvidar.
Pero regresaron, y aunque siempre lo hacen, me golpean igual.
Es como si el tiempo no hubiera pasado, como si las palabras no se hubieran pronunciado, como si el dolor previo de nada haya servido.
Hay cosas que le marcan a una, por dentro y aunque sane, esa cicatriz duele más que cuando era herida.
Posiblemente es humano, el errar y seguir errando, el tropezar y seguir cayendo, el llorar y seguir sollozando.
Puede ser también que haya cosas que nunca se olvidan, que nunca se superan y que nunca se perdonan.
Aunque el deseo de iniciar con página en blanco se manifieste, los sentimientos se interponen cuando dolidos deambulan en recuerdos borrosos de días que son pasado.
Y es que cuando decimos “te perdono”, es más un sonido que un sentir. Está en la punta de la lengua pero no dentro del corazón.
Fantasmas sin cuerpo, sin voz, sin propósito más que arrastrarme hacia atrás. Vidas que se desgastan por tan sólo recuerdos, imágenes fantasmas.
Volvieron fantasmas, y volverán.

8.5.08

HACE TANTO




Que no me recuerdas, dices


que olvidaste mi cara, mi cuerpo, mi ilusión.


Ya no me reconoces, insistes


el paso de los años te causan confusión.


Pero déjame recordarte


a la niña que de aprendiz hace ya mucho


a tu cama invitaste.


La chica sin experiencia, sin idea


de lo que ser una lesbiana era.


No niego que no fue a la fuerza,


más bien fue con ganas y muy dispuesta.


Cambiaste mi vida o tan sólo la orientaste,


para nunca jamás ser la misma, la niña ingenua que


en el amor a mujeres iniciaste.


Y ya después de no cruzar palabra,


de no compartir nada,


no se olvida el recuerdo


de la primera vez en la piel y el cuerpo.


Si fui un lige, un acostón o tan sólo una experiencia


no me duele, ni me molesta.


Ya yo también tuve a una niña en la cama,


fui gentil y paciente mientras me rogaba,


que la besara, que la tocara, que la iniciara,


como hace tanto, tú de la mano y llegando a mi alma,


tanto nuevo y revelador me enseñaras.


Pero, que de mí no te acuerdes,


no lo creo, lo siento y se que


a tí te dejó también una marca indeleble,


cuando a una jovencita como yo,


seduciste y quien sabe, podría ser que


tan sólo por unos instantes...amaste.


29.4.08

PURO GUSTO


Mi imaginación corría rauda y veloz, imaginaba todo, de todo. Estaba excitada y ya empezaba a mojarme, necesitaba estar más húmeda así que seguía imaginando, de esas fantasías sexuales que vienen cuando se les necesita más y mejor.
Sentía mi deseo crecer a cada minuto y mi mano ya encargada de esa parte tan encantadora y especial. Me acariciaba, rápido, lento, fuera y dentro.
Me escucho gemir, respirar entrecortadamente, sudar y mi olor a excitación se hace presente en todo su esplendor.
La imagen en mi cerebro se materializa en mi cuerpo, que responde convulsionando a las órdenes de mis dedos, sin detenerse, sólo deseando más.
Soy mi amante, mi amada, mía sin demora para alcanzar un orgasmo intenso, fiero, abrumador, entre entrecortadas respiraciones y gritos de pasión.
Mi acaricio, me froto, me penetro, me deseo, me amo, me incendio. Me saboreo, me huelo, me excito del sólo recuerdo.
Imagino mi cuerpo tomado por incontables manos, bocas, lenguas, dedos, pechos, piel, alientos y súplicas de erótico juego sin tregua, sin descanso.
Quiero tanto y no me alcanzo, no me doy abasto para tanta sensación, decadente sexo en explosión, pidiendo con la boca llena, para tener más y más sin siquiera poder tragar lo que la llena ya.
Y todo se ilumina, y explota, el calor me arrasa por fuera y por dentro, no respiro, mis latidos salen de mi pecho para surcar el infinito y llego al cielo, toco las estrellas, me queman, me derriten, me devuelven a la vida y me recuerdan la muerte, como cuando todo para iniciar en un total estruendo…llego, tan fuerte, tan grandiosa sensación, y acabo, a mi abrazada, por mi poseída, por mi deseada y revelada.
Una vez más mi mejor amante no me decepciona, sólo me recuerda que está ahí conmigo, para darme los placeres más prohibidos, que junto a mi mente, los convierte en experiencia única y deseosa de repetirse, cuantas veces sea posible.
Aún estando al lado de otro cuerpo, el mío satisface lo que otras no lograron, y me siento, me deleito, me masturbo, por mi puro gusto.

ADIOS


NO PUEDO RESPIRAR
ME AHOGO
NO LOGRO VER
ME PIERDO Y LLORO
NO RECONOZCO EL ALREDEDOR
ES DIFERENTE Y TENEBROSO
IMPOSIBLE RECOBRAR
MI PARA SIEMPRE PERDIDO TESORO
NO HAY REGRESO
NI SENDA QUE MARQUE EL RETROCESO
ME TROPIEZO
NO ESCUCHO
ME ENSORDECE EL SILENCIO
NO ENCUENTRO
LA RESPUESTA
A MIS GRITOS
DE PROTESTA
TAMPOCO ENTIENDO
LO VIVIDO
TAN DOLIDO
TAN MARCHITO
SIN SIQUIERA
UN PEDACITO
DE AMOR
GUARDADITO
Y NO TE QUIERO
NI TE ODIO
NO TE SIENTO
EN MI CUERPO
NI EN MI MENTE
NI EN MIS SUEÑOS
TE VAS, LEJOS
CASI YA NO TE RECUERDO
NUNCA FUISTE
MI DESTINO
TAMPOCO QUIERO
YA ESTAR CONTIGO
QUE DESAPARESCAS
LO DESEO
QUE NO VUELVAS
A MIS RECUERDOS
QUE NO EXISTAS
EN MI VIGILIA
QUE EL PASADO
SE ENTIERRE
POR LO QUE ME QUEDE DE VIDA

NADA ES


Cuando pienso que te pienso mucho
Cuando te veo sin tener imagen que ver
Cuando te siento sin que mi piel te sienta
Cuando te escucho murmurar que ya no estás cerca.
Cuando recuerdo lo que fue
Cuando recuerdo cómo me expresé
Cuando pienso en lo que se fue
Cuando no te veo a mi lado y sin respuesta
Mi vida se arremolina en una loca huida
Los días igual se van
Los recuerdos también se desvanecen
Las palabras desaparecen
Tu ausencia me entristece
Y sin embargo camino sin demora
A lo que me espera al final de la colina
Sin pensar que tal ves y ni te veo
Ni te reconozca al voltear la esquina
Porque no has de ser la misma
Como tampoco yo soy la que era
Una vez cándida entrega
A lo que fuera que ofrecías
Te pienso y recuerdo
Pero como antaño al principio del tiempo
No creo desear lo mismo
Tampoco puedo olvidar tu cuerpo
Vas y vienes en mi mente
Más difusa e indiferente
Sin lamentos ni sollozos
Sin disculpas por un no te quiero
Ahora sobra el tiempo
Sobra el espacio y el silencio

19.4.08

SI PUDIERA


SI PUDIERA SABER
LO QUE EN TU CABEZA SE ESCONDE.
ESCUCHAR TU VOZ
SOBRE HISTORIAS, IDEAS, SUEÑOS, LO QUE SEA.

PODER CONVERSAR
DE TODO Y NADA SIN TANTO PREPARAR.


SI ME CONTARAS
LO QUE NUNCA CUENTAS,
SI ME COMPARTIERAS
LO QUE COMPARTIR TANTO TE CUESTA,
SI NOS PERMITIERAS
SER ESPONTANEAS SIN DESPUES PELEAS.


LAS PALABRAS PUEDEN TENER MIL SENTIDOS
PERO NO OBLIGADAMENTE NEGATIVOS.
LAS PALABRAS SUELEN SER COMO LAS CARICIAS
TE PUEDEN LASTIMAR TANTO COMO ARRULLAR,
PERO NO POR ELLO SE DEJA DE TOCAR
O EN SU DEFECTO, DE HABLAR.


YA NO SE COMO EMPEZAR
TAMPOCO COMO PROSEGUIR.
ME HE UNIDO A TU SILENCIO
Y SIENTO QUE ME PIERDO.


ACASO ES QUE NO HAY NADA QUE COMPARTIR
UNAS PALABRAS, UNAS FRASES, ALGO AUNQUE SEA,
PARA TAN SOLO DE TONTERAS REIR.
UN MONOLOGO NO ES UNA CONVERSACION
TAMPOCO ATRAE A REPETIR LA MISMA CANCION.


ME SIENTO SOLA
ESTANDO POR TI ACOMPAÑADA,
ME SIENTO MUDA
CON MI VOZ ACALLADA.


YA NO SE COMO COMENZAR
YA NO SE COMO SEGUIR
TAN SOLO ESPERO QUE ALGUN DIA
DE TU BOCA SALGA
EL QUERER COMPARTIR.

¿ES EL VERDADERO AMOR CIEGO?



ES ACASO, NECESARIO
DEJAR DE VER PARA AMAR
SI SOLO LO INTERIOR IMPORTA
Y ¿LO DE AFUERA ESTA DE MAS?

SOLO LA QUE AMA DE VERDAD
PUEDE OBVIAR
LO QUE GUSTA Y DISGUSTA
¿SIN OBJETAR?

ES ENTONCES PLAUSIBLE
QUE LO QUE A NUESTRA VISTA SE PRESENTA
AUNQUE YA NO SEA COMO ANTES
NOS TENGA QUE GUSTAR
SIN SIQUIERA EN TELA DE DUDA, ¿COLOCAR?

ES PARTE DE MANTENER LA ATRACCION
EL CUIDAR DE NUESTROS CUERPOS, NUESTRAS MENTES
Y ENVEJECER CON DIGNIDAD.
AUNQUE EL AMOR SE ADAPTE Y POR MOMENTOS RECHAZE
LA NO TAN GRATA REALIDAD.

¿O ES ENTONCES UNA EXPLICACION
QUE AL INICIAR UNA RELACION
SE SEA HIPOCRITA Y DESHONESTA
EN MOSTRARSE COMO LA MUJER IDEAL
PARA LUEGO SO PRETEXTO DEL AMOR OLVIDAR
QUE LA BELLEZA SE DEBE CULTIVAR?

CON EL PASO DEL TIEMPO
LAS RELACIONES CAMBIAN
AVANZAN O SE ESTANCAN.
EL TEDIO ES UNA CONSTANTE AMENAZA
QUE A PESAR DE UN AMOR VERDADERO
PUEDE DAÑAR SIN MIRAMENTOS.

EL CABELLO SE ENCANECE,
LA PIEL SE ARRUGA,
LA ENERGIA SE MENGUA,
LOS ACHAQUES VIENEN Y REGRESAN.

PERO AUNQUE AL TIEMPO NADIE LO DETIENE,
NO DEJEMOS A UN LADO NUESTRA BELLEZA,
EXTERNA E INTERNA,
QUE BRILLEN EN EL OCASO
EN ESPERA DE UN MAÑANA
LLENO DE SORPRESA.

4.4.08

AUSENCIA


Donde brilla el sol,

las sombras pueden confundir,

si muy por abajo de lo que te rodea,

te sueles acurrucar y reprimir.


Si el silencio te grita,

por falta de eco,

cuando una voz , cualquiera,

sirviera de bálsamo a tu soledad.


Mujer que no tienes mano que apretar,

tampoco calor que percibir,

de otro cuerpo que quiera,

contigo el frío compartir.


De darse un tiempo justo,

observando el paso de horas y memorias,

dejando atrás lo que ya cargar no se puede,

con tal de salir a respirar una oportunidad, ¡si se puede!


No por estar acompañada se deja de estar sola,

es curioso el vaivén que en las relaciones maniobra,

se puede tener y estar vacía,

también se puede aceptar la carencia y evitar la agonía,

de un adiós que igual duele, aunque la primera vez no sea,

el silencio,

el frío,

la ausencia... de ella.


2.4.08

CUANDO


Y si te hubise conocido,

en otro mundo desconocido,

donde nada fuese lo que pareciese,

ser de soluciones simples y ligeras.


Qué hubiese sido, de tanta duda,

en nuestro tórrido idilio.

Viendo los eventos desde puntos diversos,

habríamos cambiado el fluir de tanto desarreglo.


Si no hubiera habido una que te amó,

ni una que me amó,

me pregunto sin recelo y con duda,

si tendría la oportunidad de haberlo hecho mejor.


Pero se más que certeramente,

el encuentro entre dos como tú y yo,

no pudo ser evitado ni postergado,

la vida misma nos unió y separó,

como un fogarón que más allá de la madrugada no duró.


Lo que fue ya pasó,

y lo que puede ser,

sólo deambula en la imaginación,

que de ello nada seguro ni lo sabes tú, ni lo sabré yo.

14.3.08

RUMBOS


Llega el momento irremediable, en el cual ha de cerrarse un capìtulo màs de nuestras experiencias.

Con paciencia y observando alrededor, hay posibilidad de retomar el rumbo, o tan sòlo seguir el camino sin saber con certeza a dònde nos conducirà.

No creo en una vida sin errores, menos en una vida sin amor, pero que la vida a veces es confusa, lo es sin màs que ser.

He aprendido tambièn que nada viene de paquete, a todo siempre le falta o sobra algo. Generalmente sobra lo que no apetece y falta lo que màs se desea.

Las decisiones son el pan de cada dìa, a ratos te empalagan y a ratos de dejan con hambruna, mas es bien sabido que con un solo par de piernas, sòlo hacia una direcciòn se puede ir y si es la equivocada, el trecho mal hecho, repetirlo es un hecho.

Y hay dìas como hoy, en los que mejor no caminar, ni siquiera a la esquina. De pronto los alrededores se desconocen y es màs facil perderse, equivocarse y arrepentirse.

En amores ese caminito es un sinfin de vueltas a la derecha, a la izquierda, hacia arriba y abajo, empedrado y autopista, con coche nuevo a de aventòn, es recorrido por todos y son tantos los atropellados, varados y hasta en contra vìa.

El amor, no es accesorio seguro de una relaciòn, tampoco està incluido el cien por ciento del tiempo, la sintonìa se pierde y recupera por tramos, puede que se entienda o sea incomprensible, lo peor, que le veas pasar en el otro carril y no le des alcance jamàs.

Pero de una cosa estoy cuasi segura, amar a la fuerza no es posible, amar sin sentir amor, tampoco y se pudo amar y luego ya no. Asì como el amor nace, muere. Y aunque a veces tarde, vuelve a nacer.

VOLVER, JAMAS



Quieres volver a intentar
lo que tantas veces no funcionò.
Me pides que olvide y perdone,
como si nada pasò.

Sabes que fuiste única en mi corazón,
deseas sentirme tuya en otra noche de pasión.
pides intentarlo de nuevo,
suplicas, lloras por compasión.

No entiendes que si vuelvo a tu lado
mi vida destrozarías sin pensarlo
y me llenarías de nuevo de intenso dolor.

Nunca pudiste darte a alguien,
y conmigo ese instinto tampoco te falló.
Mi alma poseíste
y mi corazón sin remedio se rompió.

No sé cómo logré sobrevivir
a tan indescriptible traición.
Por favor entiende entonces
la causa de mi gran temor.

Ya con alguien otra vida tengo,
y así bien estoy.
No puedo decir que te he olvidado,
pero si que tienes todo mi perdón.

Dejaste huellas, cicatrices,
así como sentimientos y sensaciones inolvidables,
y todo por ese gran amor,
que te ofrendé en su momento
sin reservas y lleno de ilusión.

Lo intenté, mujer extraña y anhelada,
me entregué y me di a ti con furor.

Pero comprendí que si pierdes en la vida,
otro camino y con otra persona,
es la solución.

Dejémoslo estar,
pues ambas sabemos que amores como ese,
nunca jamás se repetirán.

Recordemos esos tiempos
y sin derramar una lágrima,
Lo que pudo ser,
Pero no será.

Andemos pues nuestros caminos,
nuestros destinos,
que del resto la vida misma,
Se encargará.

DUELE


Sangre que corre por mis venas
sangre que llora tu ausencia.

Por qué te marchaste sin siquiera
dejar un paño para presionar la herida fatal
que tu partida me causó sin piedad.

Ya es tarde
el rocío escurre en finas gotas
como mi esperanza de cubrirte a besos con mi boca.

El frío gélido de una noche sin luna
marchitó las frágiles raíces de mi enamorada locura.

Y ya no siento
La mente deambula
como ebria insensible
en total penumbra.

Cae y se levanta
el dolor no interpreta con certeza
aunque a cada paso se agrave y más duela.

ALGUN DIA


Cuando te veo
el tiempo no ha pasado
tampoco ha mermado
el amor que te profeso.

Fuiste energía en mi vida
tan inquieta como incierta
frágil sueño en la vigilia.

Tu voz me acaricia
sin verte, lo sabes, lo disfrutas
y mis latidos a correr incitas.

Espíritu rebelde
de reglas nada sabes
sólo tomas y dejas por doquier
tu aroma y ternura inolvidables.

Me amas y me odias
me deseas y me rechazas
me buscas y luego huyes.

Contigo vida mía
el futuro es todo un inpase.
y lo que no fue en ese día
esperamos ambas se ponga en la senda
que recorremos confiando en la vida.

Es ir en pos de una locura
que a ciencia cierta nos llena de amargura
pues lo que se desea no se alcanza
no se permite ni se plasma
algo tan insensato
como tu vida con la mía
terminando unidas.

NUNCA OLVIDARE


No volvería a tocarte
porque caería sin remedio entre tus brazos
tampoco osaría besarte,
pues con más premura tu cuerpo tomaría.

Me cuesta verte a los ojos,
siento caer en el torbellino del deseo,
de donde dudo salir sin probar,
cada punto de tu cuerpo.

No imagino volver a tu lado,
aunque lo deseo más que a nada en este mundo,
me conoces tan bien que sin quererlo
me harías tanto daño
que mi vida esta vez vería
desaparecer sin reparo.

Mujer que te tengo dentro de mí todo
y aún así no te llevo
vivo mi día y tu recuerdo ilumina
y oscurece mis quehaceres
como luz divina intermitente.

Como lo que por vos sentí
nunca más lo repetí
te extraño, aunque tu cercanía
pueda representar otra gran caída.

Existe la esencia, ahí está el amor,
tan inalcanzable como tú misma,
cual estrella matutina en la lejanía.

Te quiero decir y gritar,
que lo que quisiera tanto no será,
que puede más el miedo que el deseo,
de tenerte conmigo y no entender,
que dos mujeres somos,
pero no domables, no sumisas, no estables.

Mas bien algo locas,
la una por la otra
y sin saber que hacer,
con tanto sentimiento
y tan poco tiempo.

No volvería a tocarte, ni verte
pero daría la vida por volver a hacerlo.

Nunca te olvidaré.

11.3.08

SOLEDAD O SOLITARIA


¿Será posible que la soledad sea peor que el desamor?
Me lo cuestiono por la razón de tener esa gran duda dentro de mi cabeza, últimamente con más frecuencia.
En la soledad puede pasar de todo y también puede no pasar absolutamente nada, excepto el tiempo que jamás para.
Cuando sólo hay una y el resto son muebles o paredes vacías, el espacio crece y hasta pareciera
engullirnos sin reparo, como una atracción que se rechaza, se evita y se padece.
¿Pero es posible acaso, que la compañía sea la solución a la soledad?
Entonces me refiero a la situación donde se está a solas en un mundo aparte, alejado y aislado del alrededor y sobre todo de las personas y en especial de la que nos acompaña.
No se combate la soledad con alguien al lado, si de la misma forma, se busca estar ausente para poder existir.
Tampoco se alivia la soledad si a la larga tus cosas te las guardas para ti misma y nadie más.
La soledad es como vivir en un sitio y donde nadie habla tu idioma. Pero tampoco quieren hacerlo, porque a estas alturas, no hay excusa con tanto medio de información.
Pero lo que duele de la soledad es la ausencia de otro ser humano al lado, porque cosas las hay y hasta de más.
Mas hay casos en los que el ser humano de al lado te hace sentir aún más sola, porque se tiene lo que en teoría es la solución al problema y sólo lo empeora.
Solitaria y sola es como la fusión de no tener a nadie para proyectarse y manifestarse, aunque igual, prefiero ser solitaria que estar sola.
Si soy solitaria es porque escojo con cierto tino y desatino a las pocas personas con quien comparto lo poco o menos que tengo para dar.
Si estoy sola es porque escogí o lo escogieron por mí, que a la larga, me salió mejor que peor. El famoso decir de “más vale sola que mal acompañada”.
Estoy sola cuando me acompañan y acompañada sin nadie a la par.
La soledad no es tanto temer, si en ella se encuentra la manera de seguir.
Me vuelvo muda y sorda y ciega, eso me hace sentir sola, sola para no decir, escuchar, ver y así mantener mi solitaria soledad.
Que tristeza que en un mundo tan lleno, estemos tan solas, por lo que sea o fuere, me enfría el alma y corazón.

7.3.08

COMO...NO SE


COMO SABER SI ES AMOR,
O SI NO ES MAS QUE COSTUMBRE.
CUANDO SABER SI ES REAL,
O LO IMAGINO POR LA SOLEDAD.
DONDE ENCONTRAR A LA OTRA MITAD,
SIN ESCOGER A LA PRIMERA EN APARECER.
COMO SABER SI FUNCIONARA,
O SI COMO EN LA NOCHE OSCURA PASA Y DESAPARECE UNA LUZ FUGAZ.
CUANDO DECIR LO SIENTO,
O SENTIR MIEDO.
DONDE APARCAR LA VIDA,
EN SU DESTINO SIN GUIA.
COMO NO SENTIRSE CONFUNDIDA,
SI NADA SENTIDO O RAZÒN IRRADIA.
CUANDO CERRAR EL CIRCULO, CAPITULO O QUERELLA,
Y ASI EVITAR UNA CRUENTA GUERRA.
COMO...
CUANDO...
Y DONDE...
...NO SE.

28.2.08

GANAS










Mi cuerpo tiene ganas,
quiere experimentar algo nuevo,
no entiende ese empeño,
de estar por ello tan inquieto.


Mi piel tiene ganas,
que la toquen sin recelo,
que una lengua tersa y tensa,
la marque toda y en cada recoveco.


Mis pezones tienen ganas,
de ser mordisqueados y apretados, acariciados,
pues el placer que ellos buscan,
un alivio urgente imploran y suplican.


Mi boca tiene ganas,
de besar profundo, tan profundo,
como casi llegando al fin del mundo,
de probar dulces néctares escondidos,
aunque por algunas sea prohibido.


Mis manos tienen ganas,
de frotar, entrar y salir mil veces,
de lograr en la mujer indicada,
sensaciones ni imaginadas.


Mi clítoris tiene ganas,
de ser tratado con dulce calma,
para poco a poco en crescendo,
lograr un orgasmo intenso.


Mi vagina tiene ganas,
de ser ocupada y estirada,
de lubricarse en abundancia,
y con lengua, dedos, puños, juguetes…y ¡qué se yo!
sin reservas ser penetrada.


Mi ano tiene ganas,
De un dulce masaje,
y lentamente explorada,
con mucho cuidado y experiencia ganada,
de reconocer, jugar, experimentar,
amar y ser amada.


Mi cuerpo tiene ganas,
de dejarse llevar en un viaje,
de locura erótica desenfrenada.


De no limitarse en nada,
de ser sorprendida en la cama,
de dejarme llevar a tierras extrañas.


Quiero en cuerpo y alma,
sentirme VIVA, dentro y fuera de una cama.
Gozar mi cuerpo y el de aquella,
que por su osadía y valentía,
me arrastre en un torbellino lujurioso,
aunque sólo sea una vez en mi vida.

¿EN DONDE?


EN DONDE TE ESCONDES,
MUJER DE MIS NOCHES HUMEDAS,
DE MIS SUEÑOS SIN FRONTERAS,
ENTRE ESTA VIDA,
Y LO QUE DESPUES VENGA.


POR QUE NO LLEGAS,
A MI PUERTA ABIERTA,
Y TU BOCA ARDIENTE COLOCAS,
ENTRE MIS PIERNAS SIN DEMORA.


DONDE TE ENCUENTRO MUJER DE ENSUEÑO,
DONDE TE SIENTO Y PADEZCO,
EN QUE PARAJE DESCONOCIDO,
LOGRO QUE LO NUESTRO NO PASE AL OLVIDO.

ADIOS


Cómo decirle adiós
cómo decirle que lo nuestro terminó
en qué momento ya no sentí
lo que al inicio intuí.

No te quiero como amante
mas sí como amiga amable.
No te siento en mi sexo
como a la mujer de mis sueños.

Nunca quise herir a nadie
menos a ti que a mí te entregaste.
Pero puede la confianza ayudar a las palabras
que temo rasguen tus entrañas.

Oh amiga mía y nunca amada
cómo te quiero y valoro
como la plata y el oro.
De tus sentimientos no quiero aprovecharme
ni de las respuestas que ya no te complacen.

Es que acaso el fingir
puede ser mejor que decir
que ya no tenemos
nada como amantes que compartir.

Mi deseo otro rumbo ha tomado
mi mirada en otras mujeres se ha posado
mi cuerpo bajo otras manos se estremece
mi pasión en otros labios se pierde.

Hay vida que injusta eres
de cambiar lo que tan obvio parece
una mujer como amiga anhelo
y otra en la cama deseo.

Mil perdones, no te merezco
y a pesar de mi partida
llevaré conmigo tu recuerdo
envuelto en una dulce sonrisa.

27.2.08


COMO TE VEO,

MUJER DE MIS SUEÑOS

Y DE MI IMAGINACIÓN.


TE VEO BELLA,

COMO UNA FLOR EXOTICA EN PRIMAVERA.


TE VEO CALMADA,

COMO UNA LLANURA VERDE EN LA DISTANCIA.


TE VEO SEGURA,

COMO EL SOL QUE AL MEDIO DIA ALCANZA SU MAXIMA ALTURA.


TE VEO SEDUCTORA,

COMO LA LEONA QUE SE TORNA EN EXPERTA CAZADORA.


TE VEO TIERNA,

COMO DELICADA BURBUJA QUE EN EL AIRE SE ELEVA.


TE VEO DESEOSA,

DE AMARME Y TOMAR MI CUERPO SIN DEMORA.


TE VEO ALEGRE,

COMO EL RITMO DE POLCA EN EL COMEDOR DEL FRENTE.


TE VEO NO SOLO CON LOS OJOS,

SINO CON EL CORAZON LATENTE,

CON GANAS DE AMARTE POR SIEMPRE.

22.2.08

NIÑAS















PICARDIAS Y TRAVESURAS,
RATOS MOZOS,
COMO NIÑAS A ESCONDIDAS.
RISAS, EXCLAMACIONES,
SORPRESAS OCURRENTES,
SIN PREJUICIOS NI FOBIAS.
EXPLORANDO EL MUNCO,
A PASOS DE GIGANTES,
VIENDO MAS HALLA DEL HORIZONTE,
SIN MIEDO EN NAVEGAR A MARES DESCONOCIDOS,
A TRAVES DE TORMENTAS Y OLAS INMENSAS,
NIÑAS FUIMOS Y SEGUIREMOS SIENDO,
CUANDO ASI NOS PAREZCA.

MENTIRAS DE ARMARIO





















EN MENTIRAS FUISTE LA MAS PERFECTA,

NUNCA SUPE EN QUE TU MENTE MAQUIAVELICA,

SE RETORCIA IDEANDO FALSEDADES,

DE CUALQUIER TIPO E INCONTABLES.

Y AL CREER EN TI, CAI AL ABISMO,

RAYANDO EN LO RIDICULO E INGENUO,

LO REVIVO A CADA POCO,

CON LA BOCA AMARGA Y EL ESPIRITU ROTO.

COMO NO REACCIONE A TIEMPO,

COMO NO PUDE VER MAS HAYA DE TU DULCE TORMENTO,

CREO QUE REALMENTE TE AMABA,

AUNQUE MI VIDA Y DIGNIDAD DESVALORIZABA.

HOY ES TAN SOLO UN RECUERDO,

TURBIO Y DESFIGURADO,

QUE HE ESCOGIDO GUARDAR Y ENTERRAR,

EN EL ARMARIO.

DULCE AZUCAR
















MUJERES DE AZUCAR,

MUJERES DE CAL Y ARENA,

MUJERES DE ALMENDRA,

MUJERES DE PIEDRA.


LAS HAY DE MUY CERCA, Y

OTRAS DE MUY LEJOS.

LAS VEO VESTIDAS, Y

A OTRAS SIN UN TRAPO ENCIMA.


LAS PRUEBO A SORBITOS, Y

CON APASIONANTES SUSPIROS,

LAS ACARICIO CON TERNURA, Y

TAMBIÉN CON TERSA DULZURA,

COMO AL AZUCAR.

21.2.08

PARA NUNCA OLVIDAR


Había sido una noche extremadamente apasionada. Estaba agotada, cada músculo de mi cuerpo estaba adolorido, mi piel todavía con restos de sudor y jugos afrodisíacos, pero qué sensación más deliciosa.
Mis brazos no habrían podido sostenerme y mis manos no tenían la fuerza ni de levantar una tasa de café. Igual no pensábamos beber ni comer nada aún.
Amanecía pero todo estaba oscuro. El aroma de amor, de cuerpos, de mujeres, de deseo, impregnaba cada rincón de la alcoba. Las sábanas eran un nudo en alguna esquina de la cama. El cuarto estaba aún tibio, nuestros cuerpos aún calientitos, reposando luego de una maratón de amor que había empezado casi 12 horas atrás. Éramos fuertes, jóvenes, fogosas, teníamos toda una vida por delante, pero aún no podíamos ni queríamos desperdiciar ni un segundo cuando estábamos juntas, y generalmente nos ocupábamos con gran empeño y esmero en hacer el amor, sin parar, por horas hasta casi perder el conocimiento.
Mi chica estaba profundamente dormida, podía escuchar y sentir su respiración, un suspirito ocasional o un gemido, eran parte de su descanso. Tenía la mitad de su cuerpo sobre el mío. Su cabellera larga desparramada sobre mi abdomen, sus manos colocadas una en mi pecho y otra entre mis piernas. Eso me mantenía excitada aún cuando dormíamos.
Al principio llevábamos una bitácora del número de veces que llegábamos, de las posiciones más efectivas, más eróticas, más extrañas, pero ahora simplemente hacíamos de todo y no anotábamos, era tanto…
Teníamos que ir a estudiar y a trabajar, ambas con cara de noche volcánica por pasión y un poco de almohada. Deambulábamos como zombies risueñas toda la mañana. Y así cada día, noches húmedas, intensas, calurosas, de hambre sexual inagotable e insaciable.
Los vecinos ya se habían levantado, podía escuchar sus actividades matutinas, voces, cacerolas que entrechocaban, ¡estaba tan cansada! Creo que volví a quedarme dormida, aunque era más un tipo de sopor, profundo, total.
De pronto y muy a lo lejos, el timbre. Recuerdo preguntarme, ¿quién en su sano juicio tocaría a estas horas y en esta oscuridad? Volvió a sonar el timbre y ahora con más insistencia. Ya había despertado un poco, la curiosidad pudo más que mi agotamiento.
Al ratito unos golpes nerviosos en la puerta de la alcoba y la voz de la señora que se encargaba de los menesteres de limpieza y cocina me terminó de despabilar con un sobresalto que casi me para el corazón.
-¡Seño! ¡Seño! ¡Sus Papás!
A pesar de estar acostada sentí cómo las piernas se me hacían gelatina, mi respiración se detuvo y trataba desesperadamente de darle sentido a esa llamada de urgencia.
Generalmente pasábamos las noches juntas en su casa, que en realidad era la de los Papás de mi pareja. El detalle álgido era que ellos no sabían nada de nuestra relación y yo no les era muy querida, más de algo sospechaban y no nos llevábamos nada bien. La ropa la habíamos dejado desperdigada en la sala, cocina, comedor, baño, pasillo, sólo habría faltado la cochera y el frente en la calle. Estábamos completa y absolutamente desnudas.
Mi chica estaba profundamente dormida. No fui nada gentil, ya sabiendo de qué se trataba la situación y le grité sacudiéndola un poco: ¡Despierta! ¡Por favor, que tus Papás están afuera, ahora mismo! – no entendía, no razonaba, sólo se me acercó más y quiso acariciar mi vulva, ¡era una locura!
¡Entiende mujer, que son tus Papás!
Y esta vez sí que lo comprendió. Casi ni sentí cuando ya no estaba a mi lado, pues en fracción de segundo estaba abriendo la puerta de la alcoba y corría a buscar ropa, estaba histérica. Oí cómo daba instrucciones a la mucama: - ¡Dígales que se perdió la llave y ábrales en unos minutos, hágalo! Podía ser grosera cuando se lo proponía, pero la disculpé pues esta era una situación de verdadera emergencia.
Regresó a la alcoba, estaba divina…mente angustiada, las señas de nuestra pasión marcaban su cuerpo esbelto, moreno, joven y su olor, nuestro olor era más intenso que nunca.
-¡Tú quédate aquí! Cerraré la puerta con llave. No te muevas. No hagas ruido. Ya regreso. –y así me dejó, en la penumbra de tan enloquecedor amanecer. Fue una orden corta, clara y ni una palabra salió de mi boca que estaba seca. Mi cuerpo temblaba de miedo anticipando una catástrofe.
-“Me van a matar”- pensé. “De esta si no salgo. Es el fin”. –“Oh Dios, ¿Cómo puede estar pasando esto? ¿Qué voy a hacer?”
Oí las voces de sus Padres, a pocos pasos de la alcoba, no parecía una discusión, sólo charlaban. Escuché con los nervios de punta, cómo mi pareja les invitó a desayunar mientras ella se bañaba. Poco después se oía el agua de la ducha corriendo y ya no habían más voces.
De repente, casi al borde de una apoplejía, alguien trató de abrir la puerta del cuarto. Tomé las sábanas y me cubrí totalmente. ¡Ha! Como si ello me hiciera invisible. Sudaba de terror, al otro lado alguien forcejeaba con el picaporte…y ¿si encontraban la llave? ¿Y entraban y yo totalmente desnuda, oliendo a sexo y miedo, en una cama deshecha con evidencia irrefutable de haber sido ocupada por dos y no precisamente para dormir? La cama de ¡su hija! Definitivamente quería morirme.
Empecé a rezar, me inventé oraciones y santos, tenía tantas ganas de gritar y llorar que casi no podía contenerme. Mi respiración entrecortada me parecía en extremo audible. Me dolía el cuerpo aún más por permanecer inmóvil y tensa como una tabla.
Pasaron años, los escuché hablar de nuevo, ya mi pareja, su hija, los había acompañado en el pantri y por el sonido de cubiertos y la china, supe que degustaban un nutritivo desayuno, a costa de mi salud mental.
Pasaron centurias, no aguantaba más, necesitaba ir al baño, mi vejiga iba a explotar.
De pronto alguien introdujo una llave en la cerradura y la puerta se abrió muy lentamente. Creí que me iba a desmayar, quise gritar y en el umbral apareció mi chica, en bata y con el cabello húmedo. Su sonrisa era misteriosa y su mirada pícara.
-“Se fueron”, dijo.
-“¿Sospecharon algo?”, pregunté aún en estado de shock.
-“No, sólo mi Mamá preguntó si tenía gata encerrada…y ya”.
Rio ahora con más soltura, abrió su bata, la dejó caer al suelo y se acercó a la cama. Hicimos el amor varias veces más, fue agresivo, rudo, intenso, para liberar la tensión recién pasada. No podíamos quedarnos dormidas, así que con gran fuerza de voluntad, nos dispusimos a reiniciar este nuevo día, que nunca olvidaríamos, nunca jamás.

20.2.08

PIEL


PIEL AJENA,

PIEL PROHIBIDA,

PIEL MORENA,

PIEL DIVINA.


QUE ROZA,

QUE SE ERIZA,

QUE SUDA,

QUE EXCITA.


SENSACIONES A GRANEL,

DELEITES SIN PRESEDENTES,

IMPACTOS A GRAN ESCALA,

EMOCIONES ENTRECRUZADAS.


COMO SENTIR AL CIEN POR CIENTO,

ES EN DEMASIA UN TORMENTO,

PUES AL YA NO TENERTE CERCA,

MI PIEL GRITA POR TU AUSENCIA.

17.2.08

LA ULTIMA VEZ




Había terminado, y de mal modo. Una vez más sentía que su corazón se partía sobre sal y era bañado con jugo de limón. Una intensidad que colmaba la totalidad de su ser, la hacía temblar de pena, dolor y soledad. Su vista se nublaba en recuerdos de lo que fue y pudo ser.
La habían abandonado sin piedad, las excusas eran macabras en su contenido y significado. Su valía se había precipitado al abismo del olvido y vergüenza.
Había amado tanto, había dado tanto que al tratar de contenerse no encontraba más que una mujer en harapos, usada, lastimada…una vez más.
El sueño le huía y las noches interminables la torturaban. El grito de silencio más profundo enloquecía sus horas, con la tremenda ausencia de la mujer que la abandonó.

El alimento quemaba su boca, le era repugnante y de sabor a muerte. Su cuerpo se consumía y no había nada ni nadie que detuviera ese vertiginoso descenso, caida estrepitosa de los pocos fragmentos ensangrentados de lo que alguna vez fuera su corazón y alma. Nada le quedaba.

Mantenía el teléfono a su lado, cual apéndice de un cuerpo enfermo, inflamado y consumido. Ninguna llamada, simplemente había sido olvidada.
Pasaron los días y las semanas, sin que el tiempo por ello aliviara su situación.
Sabe que ya vive con otra. Que ni por disimulo tardó en ocupar otro lugar, otra cama.

El día fatídico llegó, una llamada a deshora y, era ella.
…”hola, ¿cómo estás? Me has hecho falta, no quise dejarte así, la culpa me está invadiendo…¿podemos hablar?...llego a tu casa.” Clic.
¿Era un sueño o una pesadilla hecha realidad? Ya ahora que de tanto llorar el cuerpo no sentía, la iba a volver a ver y, ¡en persona! ¿Quién diablos se creía? Lo que le había hecho era un crimen. Pero estaba decidido, vendría, la vería y tal vez así pueda entender su cobardía, su infidelidad, su dureza y su crueldad.

Dijo que estaría aquí a las 4pm, faltan tan sólo 5 minutos, pero así puede ser también que ni se aparezca. Podría ser otra broma sin piedad, otra jugada de su inmensa maldad.

A las 5 de la tarde tocaron a la puerta. Tenía ansiedad…o ¿miedo? Pero también sentía emoción, ilusión y…¿esperanza? No, no podía ser, pero…si se hubiese dado cuenta de su error, si desease volver a intentar, volver juntas…

Abrió la puerta y ahí estaba. Podía inhalar sin parar ese perfume que tantas veces dejó impregnado en su piel, en aquellos momentos de amor sin fin. Tenía esa mirada que conocía más de lo que aceptaba, de deseo, de cacería y de ataque.

Con voz temblorosa la invitó a pasar, no hubo contacto físico, ni un beso, un abrazo. Se sentaron una frente a la otra, pero en esquinas opuestas de la pequeña sala.

¿Qué le preguntaría, si todo se quedaba corto? Y ¿dónde encontraría la valentía de reclamarle? Pero ni una sola palabra salió de su boca, seca, muda, temblorosa. Su corazón palpitaba tanto que de su pecho una vibración la estremecía.

Esa mirada, una sonrisa peligrosa, la química ocupaba cada rincón del recinto. Los cuerpos tensos, el silencio opresor, las miradas evasivas, por fin ella habló: “Te ves bien, has bajado de peso, pero…¿estás bien?

-Si, ya me siento mejor, gracias.
-Lo siento mucho, estaba confundida, no sé qué me pasó.
-¿Sigues con ella?
-Pues si y no, es complicado, no es como tú, no me trata tan bien como tú lo hiciste, no sé.
-Entonces, ¿están viviendo juntas?
-No, si pero sólo somos amigas.
-No entiendo, ¿son amigas que viven juntas y con derechos?
-No siento nada por ella, a la que amo es a ti.
-¡Entonces quédate, dile ahora mismo que volviste a mí!
-No puedo, estoy confundida…

La furia reemplazó a la emoción y la verdad quiso aparecer de nuevo mostrando a la mujer que definitivamente no la amaba.

-Entonces, no sé qué haces aquí.
-Quería verte de nuevo, pedirte perdón y …amarte una vez más…
-¡Imposible! ¿Estás loca? ¿Quién crees que soy? ¿Un juguete o una tonta?

La miró y su expresión de pena cambió de golpe a un aplomo y seguridad totales, sonrió, posó sus manos fuertes y enérgicas, sobre sus rodillas, se inclinó un poco hacia adelante y contestó:- “Nada de eso, eres una mujer deliciosa, te deseo, te pienso, te quiero llevar a la cama”.

Su corazón por un instante dejó de latir, el cuarto se oscureció y un intenso frío recorrió todo su ser. Su cuerpo gritaba si y su mente y corazón jamás. No podía moverse, no podía responder, sólo la miraba entre horror y pasión.

Ella se levantó, lentamente, y se acercó. Tanto que sin poder evitarlo un beso cubrió su boca, un beso tierno pero posesivo, demandante y terriblemente excitante. Ella sabía hacerle perder el control. La conocía muy bien, cada punto que presionar y soltar tanta energía sexual...

No hubo un no. Se dejó llevar a la alcoba donde en segundos la ropa desapareció. No era su cuerpo, no era su mente, no le obedecían, le traicionaban como la mujer que explorando su cuerpo la enloquecía y humedecía sin compasión.

No recuerda cuantas veces alcanzó el orgasmo, cuantas veces la otra llegó. Sólo fue un sinfín de sensaciones, de gemidos, de gritos, un deseo insaciable, un dolor de alma desgarrador.

Semidormida, agotada, extasiada, sintió cuando ella de la cama se incorporó. La noche había llegado y la oscuridad sólo permitía ver siluetas sin rostro. De nuevo el silencio ocupaba la habitación y por momentos era roto al vestirse la mujer que hacía poco de nuevo el corazón le arrancó. Se puso los zapatos, sacó las lleves del carro, se acercó y un beso cortito y tembloroso en sus labios plasmó.

-¿Te vas? ¿Por qué? ¡¿Yo te amo?!
-Lo sé, pero lo nuestro no puede ser, es difícil de explicar, lo lamento, no puedo, pero siempre te amaré. Espero que algún día puedas perdonarme. Adiós.

14.2.08

CUANDO, ¿QUE HACER?


















Cuando no sientes,
Cuando te tocan,
Cuando el cuerpo,
No quiere responder,
Cuando el deseo,
Se agota, gota a gota,
Cuando por el sexo pierdes interés.
Cuando las caricias te incomodan,
Cuando el placer en dolor se torna.
Cuando ya no eres,
Lo que solías ser…¿qué hacer?

Hay lesbianas que no disfrutan en su intimidad. Algunas dan y no dejan recibir. Otras, ni dan. Las atracciones van y vienen y puede ser que de ahí se den cambios en la líbido. Los cuerpos también cambian y así el interés por lo sexual.
Las mujeres tenemos un alto potencial sexual y aún así algunas no lo encuentran y menos lo manifiestan.
¿Dependerá de la amante o de la amada?
¿Dependerá de expectativas diferentes?
¿Será la consecuencia del aburrimiento y de la costumbre?
¿Influirá el sentimiento, el ánimo o la edad?
¿Habrá formas de mejorar y obtener mayor satisfacción?
¿O será una desconocida la que traiga a flor de piel esa exhortación o deseos adormilados y olvidados?
¿Podrá influenciar la técnica o la táctica?
¿Será un pre disponente el cortejo o el preámbulo?
¿Será la presencia o ausencia de amor importante?
¿Será una fase, una etapa, una época o algo que no cambiará?
En realidad, no podría siquiera iniciar un bosquejo de idea, sobre las causas y como moldearlas. Sólo espero que si alguna por esto está pasando, no desespere y luche.

DIA DEL CARIÑO












En este día de amor,
En este día de amistad,
En este día para compartir y amar,
Que todas tengamos,
a quien dar un beso,
a quien abrazar,
a quien regalar una sonrisa,
a quien recordar.
Que no quede chocolate sin regalar,
ni palabras dulces que expresar.
Salgamos en plan de dar,
seamos eso, todo y mucho más.
Feliz Día del Cariño a todas la mujeres que he amado y
las que seguramente he de amar.

13.2.08

COMO LA PIEL


















COMO TE QUIERO...
Te quiero ardiente,
Te quiero deseosa,
Te quiero impaciente,
Te quiero fogosa.
Te quiero mía, en cuerpo, mente y solo mía.
Por una noche,
Por una vez,
Por tu gana y la mía,
Te quiero tener.
Y si después no volvemos,
A degustar de nuestros cuerpos,
Pues que quede el glorioso recuerdo,
De un momento de ensueño.
No prometo nada,
No exijo nada,
No espero nada más que mucho placer.
Pues el tener ahora no asegura,
Que lo nuestro puede llegar a ser.
No pregunto,
No me cuentes,
Si a alguna tu fidelidad le debes.
No quiero que ningún evento,
Empañe este encuentro.
Déjate amar,
Déjate poseer,
Que yo igual me entrego,
En cuerpo completo.
Mi mente, no te prometo,
Que sea una vez,
Que sea una aventura,
Que no dure sin duda,
Más de lo que en las alturas,
El sol se tome y esconda,
Para sentir diferente,
Para tomar a otro cuerpo,
Para ver a otra mujer,
Piel a piel.

DE NADIE



















Relaciones, son de miedo, de pesadilla. No logro conectar mi ser libre con un estuche de monogamia y aburrimiento por agradar.
Ya lo intenté, no una, ni dos, ni tres, pero sí muchas veces. A algunas les di mi 100% y a otras poco menos. Dependió de la situación. No soy mujer que pertenece, que depende, que obedece.
Es genial amanecer al lado de un cuerpo cálido, oliendo a mí, agotado por mí, pero libre sin mí. Puede haber cariño, afecto, pero amor…no es algo que aparezca en un chistar, es un poco más laborioso y dedicado.
Es rico complacer cuando sale, cuando pasa, sin que eso se haga un nunca terminar. Y puede sonar orgulloso o materialista, frío y desprendido, pero es mi verdad, vivida en piel, sudor, lágrimas y oscuras noches, amaneceres brillantes, con sábanas arrugadas y frías de soledad o mojadas de placer total.
Así pasa, así sucede, así se pasan los días y las horas.
Si tener sexo y hacer el amor son diferentes, podría necesitar orientación y explicación. Tuve parejas con quienes tuve sexo, puro, sin adornos, sin pretensiones. Claro que no duraron, más no creo haya sido por ello que acabaron.
Tuve sexo con mujeres que por segundos creí amar, y como estrellas fugaces de mi vida desaparecieron y nunca volvieron.
En pareja he visto y vivido poca espontaneidad, se suplanta el deseo y la satisfacción del mismo, por conflictos de interés y carácter personal. A la larga ya no lo deseo, no lo busco y no lo hago.
No quisiera dar una mala idea de mi intimidad, o de lo que ello significa para mí. Tampoco idealizar un contrato entre dos, que no necesariamente es lo mejor.
Imagino estar en una relación y no poder observar a una bella mujer, no poder hablarle, no poder insinuarle, lo que sienta o quiera. No poder salir una noche tibia de verano y en el parque tomar su mano, declararle un poema, reír a su lado y saber que no me lo perdí y pasé un muy buen rato.
Podría hacerlo con una pareja, pero a veces es cansado mantener la variación y siempre aparece una chica que le roba a una la atención.
Si una sabe que de nadie puede ser, que a nadie quiere tener, que no sea por un tiempo y dejar ir, ¿qué necesidad hay de sufrir?
Es probable que algún día de esto me retracte, me excuse y cambie. Pero hasta entonces, una relación no es la opción, o al menos no la mejor.
Esperaré a realmente enamorarme, que por eso he de tener algo frío mi corazón. Pero soy buena compañera, me han dicho, aunque poco dure la emoción.
En fin, si la vida es tan corta, el mundo lleno de bellas mujeres, el romanticismo con cada luna llena, no tiene sentido o vale la pena desperdiciar las oportunidades que se presentan.

HAY...POR AHI


Hay mujeres que embelesan,
Al verlas las miradas no alcanzan,
Se presentan sensaciones encontradas,
El cuerpo reacciona con alarma,
El deseo surge de la nada,
Empiezan a dominar ideas alocadas.
Hay mujeres que atraen,
Por su mirada,
Por su voz acaramelada,
Por su perfume,
Por su aspecto, cuerpo que deja sin aliento.
A veces todo y a veces un poco de algo nada más.
Esas mujeres despiden, emanan un no se qué,
Aventura, deseo, misterio, peligro…
Mensajes ocultos e intenciones desconocidas.
Es confuso este idioma,
Es complicado este cortejo,
Es misterioso como funciona,
Cuando dos mujeres se relacionan.

IMAGENES DE MI IMAGINACION


La imaginación es una herramienta tan poderosa y de alcances ilimitados.
Permite crear escenas idílicas, hacer posible lo más prohibido y arriesgado.
Y es porque en este surrealismo,
Nada se complica,
Las cosas pasan y se deslizan,
Terminando en el lugar y del modo precisos.
No hay jueces ni ajusticiados,
No hay bueno ni malo,
Puedo planificar a mi gusto,
Y participo cómo y cuánto quiero.
Puede imaginarse viajes exóticos,
Con acompañantes de alto contenido erótico.
Imagino una, dos, tres bellas mujeres,
Imagino a cualquier hora, de día o noche,
Con ropa o sin ella,
Imagino sin inhibiciones,
Imagino sin apretadas limitaciones.
Imagino con sonidos,
O tan sólo sugestivos gemidos.
La piel nunca acaba,
El tacto, el gusto, se deleitan,
Sobre mí, sobre ti, a mi capricho.
Imaginación que a mi cuerpo hace temblar,
Vibrar, desear…hasta el climax llegar.
Y no de la forma convencional, apuradamente acabar.
Imaginación que activa se mantiene,
Los sentidos palpitantes librarse quieren.
Mi mano, mi cuerpo,
Un roce, un suspiro,
Líquido de diosas que brota y acaricia,
Por fuera y por dentro,
Dulce néctar que culmina,
Recorriendo cada punto,
De mi ser mujer sin fronteras.
Imagino que imagino,
Hasta que mi cuerpo y mente,
Sin aliento ni fuerza para más quedan.

ENGAÑO Y ENGAÑADA


Duele ser la causante y duele ser la afectada.
Y pasa cuando una menos se lo imagina, con quien una menos lo creyó posible, en el lugar más osado y desgraciadamente, poniendo en peligro relaciones de pareja, que a veces, conocemos y a pesar de ello, engañamos.
He participado como fiel testigo y participante de ambos lados.
Y no encuentro hasta la fecha una explicación, al menos una que me satisfaga y abata la sensación de vació y decepción que queda.
Por más que se quiera ocultar, olvidar, enterrar, no se puede.
Fui infiel muchas veces, estando yo en una relación y estando soltera, con otra mujer estando ella en una relación. No hay excusa, no hay atenuantes, sólo recuerdo alrededor de esa locura una soledad tan pesada, tan oscura, tan abrumadora y asfixiante que borró todo entendimiento, toda razón, todo temor, toda prudencia . Ya no se mide, ya no se limita, ni se piensa. Es como un vació que con nada se llena, que nada satisface, que sólo más crece y nos ingiere sin misericordia.
Me fueron infieles varias mujeres, varias veces y tampoco hubo excusas, lógica, ni razón. Sentí morir, sentí alivio, sentí furia, sentí dolor y también soledad. El piso de abre, un torbellino de lágrimas ahoga hasta los lamentos más profundos y nubla el raciocinio y mente.
Pero como en algún lado leí y en otro escribí, no hay mal que dure mil años, ni nadie que los aguante. Todo pasó, ya son recuerdos, que aunque intensos, no son más que eso, recuerdos.
Hice mal, y mal me hicieron. Aprendí mucho. Cambié mucho. Morí y volví a morir, pero fue necesario, liberador e inolvidable.
La infidelidad existe, es real, pasa, y vuelve a pasar.

GANAR PERDIENDO




















Cómo te pienso,
por ratos, a veces,
se me olvida todo el mal hecho.
Cómo te recuerdo,
a pesar de que tanto olvidarte quise,
por tus infames infidelidades.

Cómo te perdoné,
aún no lo sé,
más olvidar es otro plan.
Algún día entenderé, o tal ves nunca,
por qué de tanto amor,
nada tomaste, sólo dañaste,
mi corazón.

Cómo el descaro rayó a tal grado,
que de su cama a la mía,
sin siquiera parpadear,
sexo sin sentimiento hacías.

Y al paso del tiempo,
ya con la cabeza y no el pecho,
te imagino como la que nunca fuiste,
la que siempre quise,
pero que ya murió.

Creo que si sabes,
lo que por tí sentía,
lo que en mi vida,
tu estar significó.

Sabrás entonces que,
como yo,
jamás a tu puerta,
el amor con tanto empeño tocó,
y lo usaste, maltrataste y abusaste,
para terminar sola y dolida,
en esta partida donde,
la que realmente ganó,
fui yo.

12.2.08

ENAMORADA















Enamorada, ¿yo?
Si apenas duermo,
Si apenas como,
Si apenas soporto,
de tu ausencia un minuto.

Enamorada, ¿yo?
Si en tí pienso,
Si a tí deseo,
Si por tí respiro,
Si por tí existo.

Enamorada, ¿yo?
Si mi cabeza vaga,
pensando en nada,
que no seas, tú.

Enamorada, ¿yo?
No me lo creo,
Y aunque me veo,
Las causas de mi sonrisa,
sólo pueden ser por tí, mi chica.

A LAS MUJERES EN MI VIDA

Por ustedes he vivido, lo imaginable, inimaginable y más allá.
Sin rencor ni remordimientos, de ustedes y por ustedes me inspiro y luego escribo.
Gracias por lo bueno, y por qué no, por lo no tan bueno.
Aprendí tanto que me asombro, me embarga la emoción y sus recuerdos, de mi mente, borrarlos es tan imposible, como negar a la luna o el sol.
SIEMPRE LAS LLEVARÉ CONMIGO, EN TODO MI RECORRIDO
JAMÁS LAS OLVIDARÉ Y NADA LES REPROCHARÉ
por eso: SIEMPRETODO Y JAMASNADA.
con todo mi AMOR.